Jueves, 08 de Diciembre de 2022
Parkinson y Eisenhower, mis amigos anti procrastinación

Parkinson y Eisenhower, mis amigos anti procrastinación

Una de mis frases favoritas es “hay que hacer que las cosas pasen”.  Me gusta por dos razones. La primera es que está enfocada en la acción, la segunda es que pone todo bajo tu responsabilidad. 

Pero como todos, procrastino. No soy del tipo floja, tampoco le hago odas a la lentitud. Soy más del tipo Bob Constructor “siempre estoy buscando un proyecto nuevo y acumulando tareas hasta el deadline”. 

Si eres de mi tipo, te cuento cómo hago para trabajar con más de 50 clientes al mismo tiempo (sí, los conté para escribir esto) y que aún me quede tiempo para publicar videos o artículos todas las semanas. 

Cuando planificas todo se trata de Parkinson

Para ir aclarando. Mi trabajo es como freelancer, hago blocking como método de productividad y uso el Tomato Timer como técnica. Hasta ahí, nada nuevo a simple vista.  

Lo que realmente ha cambiado mi manera de trabajar es haber entendido por qué esas técnicas y métodos funcionan. 

Y allí es donde conocí a la Ley de Parkinson.  Sí, la que dice que el trabajo se expande hasta llenar todo el tiempo que tengas disponible para hacerlo. 

Piénsalo ahora, cuántas veces un aplazamiento de la entrega solo te generó más angustia. 

Es porque sabes que no se trata de tener más tiempo, se trata de hacer las cosas en la hora y lugar que tenías acordado. Pero para ello, necesitas justamente que las cosas tengan su tiempo y su lugar. 

Y es ahí donde tiene sentido el método del blocking, porque el trabajo no se debe calcular por el tiempo que tienes disponible para entregarlo, sino por el tiempo que te lleva concluirlo. 

Si esperas hasta el último minuto descubrirás que solo te llevaba un minuto hacerlo. 

Cuando ejecutas todo se trata de Eisenhower

Lo que más me gusta de la matriz de Eisenhower es que ejercita mi criterio. Trabajando con tantos clientes aprendí algo: si tú no planificas tu trabajo, otros estarán gustosos de venir a planificarlo por ti. 

Por eso, aparte del tiempo y el lugar, es importante determinar el impacto que tiene cada tarea y la carga que tiene en tu administración del trabajo. 

La matriz de Eisenhower es lo que usas para definir si una tarea es importante y urgente, importante pero no urgente, no importante pero urgente y finamente, ni importante ni urgente (como por ejemplo revisar Twitter). 

 

Siempre lo he dicho, las estructuras nos cuidan y cuando además te permiten ejercitar el músculo de la responsabilidad, el autocontrol, el criterio y la organización es muy sencillo adueñarse de ellas de forma natural. 

Bien por Parkinson y Eisenhower. Espero que estos dos tipos te acompañen de ahora en adelante. 

 

Te puede interesar leer:

3 libros que no son de Marketing pero te sirven para emprender en Marketing 

¿Hacer cursos de marketing digital o tener un mentor profesional?

¿Quieres convertir tu profesión en un emprendimiento digital?