Jueves, 30 de Junio de 2022
24/04/2022 11:54
Cómo hacer una landing page que sea efectiva

Cómo hacer una landing page que sea efectiva

Apostarle el éxito de tu estrategia de marketing digital a una landing page exige una construcción cuidadosa y saber cumplir con las condiciones que le aseguren el éxito. A continuación 5 pasos para optimizar una landing page o construirla desde cero para convertir:

Al principio y al final, mantenlo simple: sin confusiones, sin distracciones. Proporciona la información precisa para que el usuario sepa lo que quieres y lo que va a obtener a cambio. Lleva el principio de la sencillez en el formulario: no te excedas en los campos a llenar. 

En el caso de una estrategia B2B la recomendación es solicitar: nombre, correo electrónico, ciudad, industria y empresa. Si es un B2C con nombre, correo electrónico, ciudad tendrás los suficiente para iniciar una conversación.

¿El número mágico está entre 3 y 7 campos? El dulce equilibrio entre un prospecto de calidad o uno que huye de tu landing page. Pocos campos pueden atraer leads no calificados, pero muchos pueden impactar la cantidad de conversiones. 

Comunicación clara y eficaz: aquí recomiendo trabajar bajo los principios de: killer headline + beneficios + testimonios. Atrae, convence y remata. El formulario debe estar disponible, independientemente de dónde se encuentre el usuario. Recuerda, lo fácil convierte más. El equipo de Hubspot tiene un artículo larguísimo sobre este redacción para landing page y te invito a leerlo aquí.  

Sticky, la definición del contenido: el gran reto del contenido es mantener el interés, por eso “pegajosidad” es una de sus virtudes más valiosas. Y nada más sticky que los videos. El video aumenta significativamente las tasas de participación y conversión.

¿No me creen? Según el estudio The Impact of Video Marketing de Aberdeen Group, los vendedores que incorporan video en sus campañas experimentan tasas de conversión 34% más altas.

Por supuesto, debe ser un contenido corto (90 segundos), digerible y enfocado en respaldar de forma directa a la conversión. 

Focus, focus, focus: una landing page solo debe tener dos objetivos, hacer una propuesta de valor y conseguir la conversión. Elimina cualquier distracción y vence las ganas de sumar contenidos o funcionalidades que impidan a los usuarios concentrarse y responder a tu oferta.

AB Testing para medir y optimizar una landing page: no te arriesgues, todo es cuantificable y los datos deben ser tus mejores aliados. Nunca dejes de poner a prueba el rendimiento de tu landing page controlando aspectos como títulos, call to action, formularios, ubicación de los contenidos e incluso implementando chat bots o botones de whatsApp como alternativas al formulario. 

El mejor argumento para usar AB Testing finalmente es que, aunque tu equipo de marketing conozca a tu buyer, nada como verlo en acción y entender con números cómo mejorar su experiencia.

Una herramienta que podemos añadir al análisis del comportamiento en tu landing page son los programas para identificar las navegación y acciones de usuario a través de mapas de calor e incluso los que te permiten grabar las sesiones de usuario, por ejemplo Hotjar y Lucky Orange.