Hace varias semanas la discusión sobre si el trabajo por horas es mejor o peor para los colaboradores y las empresas en Colombia ha ido in crescendo. Sin caer en el tema político que polariza los escenarios, yo les comentaré mi experiencia.

Conozco ambas propuestas. Trabajé bajo contrato a tiempo indeterminado durante 17 años de mi vida. No me quejo, nunca tuve malos salarios, siempre fue ejerciendo la profesión para la que estudie y si algo me molestó en los últimos años es que me aburría haciendo casi siempre lo mismo para la misma gente. Por eso decidí emprender y el modelo de trabajo que asumí fue el de horas.

¿Cómo es trabajar por horas?

Yo vi un nicho de negocio muy valioso y es el siguiente: tenía 37 años cuando renuncié a un trabajo de contrato indefinido, tenía posgrado en mi área, 15 años de experiencia laboral, y también tenía la certeza de que buscar otro empleo en las mismas o en mejores condiciones me dejaba frente a muy pocas opciones. Mi perfil solo podía ser ganado por una empresa grande que pudiese costear mi contrato. Y yo no quería eso. Llegando a los 40 años buscaba diversificar mis ingresos y definitivamente no planeaba volver a una oficina 9 horas al día. Me reinventé.

¿Qué nicho encontré? Hay miles de empresas medianas y pequeñas, hay miles de emprendimientos, hay miles de marcas personales en Colombia (y fuera de Colombia) que no pueden pagarme un contrato de 48 horas a la semana, pero si pueden hacerlo por horas de consultoría, de planificación y de ejecución de estrategias digitales.

voilá, encontré un magnífico océano azul donde mis clientes ganan con mi experiencia y pagan solo el tiempo que me necesitan, y yo gano ser absolutamente feliz y motivada con mi trabajo. Y claro, con ingresos.

He leído a muchas personas hablar con sorna sobre el trabajo por horas, y entiendo que una parte del miedo también se refleja en burla o cinismo. Pero para mí fue natural, lo veía en mi entorno, mi esposo es desarrollador de software y tiene casi 2 décadas trabajando como independiente calculando sus costos y presupuestos por horas de trabajo. De él lo aprendí casi todo sobre ser emprendedor.

¿Cómo calculé mi hora de trabajo y cómo lo muestro en un presupuesto?

Lo primero que tuve que definir fue cuántas horas al mes iba a trabajar para otras marcas o empresas: la cifra es de 6 horas al día de lunes a sábado. Eso da un total de 36 horas semanales y 144 mensuales. Esas son las horas que tengo a la venta.

Ahora debía saber ¿cuánto debía cobrar por hora? Obviamente que mi perfil no cuesta la hora de un salario mínimo, y una vez que calculé cuánto debía ganar incluyendo todas mis responsabilidades parafiscales, de renta y costos fijos, debí tirarme al ruedo para ver si el mercado era afín a esa cifra. Y sí, siempre lo ha sido. El mercado me ha demostrado que no me equivoqué en cuánto cobrar por hora y muestra de ello es que tengo las 144 horas mensuales totalmente copadas.

¿Le digo a mis clientes que el costo es por hora? No necesariamente, si es taller o clase el costo será informado por hora. Si es un proyecto solo calculo las horas que me toma al mes dedicarme a él y ese es el costo. Me parece muy sincero y claro con las empresas para las que trabajo, y muy sano para mi vida laboral.

Y así es mi trabajo por horas, leo a muchos profesionales preocupados por la propuesta, yo lo veo como una oportunidad. ¿Que se puede acabar mi océano azul? Es cierto, por eso ya estoy trabajando en otros proyectos 🙂